Al gato y al ratón

Echo de menos algo de inteligencia en la izquierda, que en lo que si acierta es en defender el necesario discurso feminista. Las mujeres representan además un gran porcentaje de la abstención. En sus manos está evitar lo que me temo, el consabido error, que el gato de verdad se vuelva a merendar a los ratones

César Nicolás

Es pronto para saber qué pasará en el próximo e intenso periodo electoral. La incertidumbre y complejidad crece debido a la coincidencia, entre abril y mayo, de comicios a todos los niveles posibles para un ciudadano español. En este escenario, la marca y los mensajes de los partidos en clave nacional van a tener una gran influencia en los indecisos y en el devenir de muchas candidaturas municipales y autonómicas. Cómo los barones socialistas -en función de sus intereses- dificultaron la decisión del presidente Pedro Sánchez sobre la fecha de las generales es un buen ejemplo de la preocupación que genera esta primavera electoral en los aparatos de los partidos.

La encuesta de Getafe Informa es demasiado precoz. No obstante, resulta útil para destacar la importancia de la elevada abstención, además de para saber cómo van de fuerzas los partidos en Getafe a estas alturas de la precampaña. En el caso del PSOE, la estimación de voto de este medio aumenta su margen como primera fuerza política. A pesar del evidente desgaste del poder y de algunas decisiones polémicas como la de los despidos en la empresa municipal Lyma, parece que la imagen de la alcaldesa Sara Hernández no está del todo desgastada y ha logrado un amplio conocimiento entre todos los ciudadanos.

Mientras Podemos e Izquierda Unida no paran de jugar al gato y al ratón. Su división y las tensiones dentro de ambas fuerzas, que consiguieron juntas 8 ediles en 2015, va a lastrar poderosamente su imagen y la de los candidatos. Durante esta legislatura hemos asistido a la ruptura total de IU Y Podemos en Getafe. Airadas polémicas, cruces de acusaciones y dimisiones han marcado la tónica del grupo municipal. Los resultados serán peores por separado, como es fácil de imaginar después del fallido experimento de Unidad Popular (IU) en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015; o la investidura imposible de Gabilondo (PSOE) en 2015 como presidente de la Comunidad de Madrid, después de que PSOE y Podemos se quedaran a un escaño de la alianza PP-Ciudadanos y más de 100.000 votos de Izquierda Unida –con el poeta Luis García Montero como candidato- no se tradujeran en ningún diputado en la Asamblea.

La encuesta da 4 concejales a Podemos y 2 a IU, por lo que dejarían una importante cantidad de votos en el camino. Resultado no tan malo para IU si atendemos a su pasado reciente; pero decepcionante para Podemos, que ha perdido por completo el tirón y la ilusión de sus inicios. La organización se resquebraja y sólo mencionaré dos ejemplos: el fraude en las primarias locales de Podemos o la salida de Iñigo Errejón de la candidatura regional de Podemos para hacérselo por su cuenta con Manuela Carmena y Más Madrid.

Una derecha a la que en muchos territorios no debilitará la fragmentación. Ciudadanos, pero en especial el PP y Vox, se entienden a las mil maravillas; y este entendimiento parece que les va a permitir conseguir mucho poder local. La derecha populista, en la cresta de la ola, puede irrumpir con tres asientos en el pleno a pesar de su nula trayectoria en nuestra ciudad. Aunque aquí seguramente no sumarán debido al margen socialista y la debilidad de las agrupaciones locales de PP y Ciudadanos.

Pero ojo en la Asamblea de Madrid, donde cuatro partidos de izquierda con candidatos muy válidos y potables se van a enzarzar en la lucha por un espacio limitado; y en el Congreso de los Diputados, donde una alta abstención auparía a la derecha a la mayoría. Echo de menos algo de inteligencia en la izquierda, que en lo que si acierta es en defender el necesario discurso feminista. Las mujeres representan además un gran porcentaje de la abstención. En sus manos está evitar lo que me temo, el consabido error, que el gato de verdad se vuelva a merendar a los ratones.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s