Incertidumbre en Getafe

Darío Ferrec

¿A qué partido va a votar en estas elecciones municipales? Una pregunta sencilla que marca la diferencia entre un tipo de gestión y otra. Los vecinos de Getafe en este caso no parecen tenerlo muy claro. Parece que no son tantas las certezas.

  Esta semana, Getafe Informa presenta los resultados de su primera encuesta, con la cual pretendemos exponer la voluntad de los getafenses en estas elecciones municipales. Los datos son muy claros, de una muestra de 206 personas 57 le darían la victoria al partido de Sara Hernández; 26 irían para una coalición entre Podemos e Izquierda unida; la derecha por su parte se quedaría relegada a los últimos puestos con 41 votos entre Vox (13), Ciudadanos (15) y PP (13). Pero ¿y qué hay del resto? el resto, parece no sentirse representado por ninguno de los candidatos, ya que un abrumador 42,85% de la totalidad de la muestra, se posicionan sin dudarlo en la abstención.

Todas estas cifras y porcentajes nos pintan un panorama que ya iban anunciando las últimas encuestas de Celeste Tel, pero al mismo tiempo, revelan cómo la ciudadanía siente una distancia entre sus intereses y los de los partidos.  Sara Hernández sale bien parada en las evaluaciones de los vecinos, pero no parece que eso sea suficiente para obtener la confianza de este grupo de indecisos. Faltan apenas tres meses para las elecciones, y de momento las calles parecen libres de propaganda electoral (con la excepción de algunos, pocos,  carteles del PSOE). Esto significa que cada uno de los partidos da por hecho sus votos. Ninguno parece tener la intención seria  de obtener nuevos votantes, nuevos apoyos.

En las últimas elecciones el porcentaje de abstención fue del 30,04% y en estas podría aumentar en gran manera. Está claro que los partidos se están olvidando de sus votantes y eso es posible que afecte de la misma manera a las elecciones generales. El panorama político español está sufriendo una inestabilidad generalizada, después de casi año sin presidente, un referéndum de independencia,  una embestidura  y ahora unas adelantadas elecciones generales no solo han creado incertidumbre sino que además afianza las posturas más extremas. Posturas que no están simplemente en un ámbito general, sino que se manifiestan en las entrañas del estado, como nos ha mostrado e caso de Vox en las elecciones andaluzas.

El devenir es un misterio, pero los ejemplos del pasado siempre nos han recordado los resultados de ciertas tendencias, y en este caso, con una Europa y estados Unidos  más fascistas, es indispensable que el estado vuelva a reconectar con sus ciudadanos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s