Certezas

Cuatro cosas parecen claras a tres meses de las elecciones: el alto porcentaje de indecisos, el efecto contagio, la buena valoración de la alcaldesa y la victoria del PSOE

Nacho García

Sábado. Sábado de sol y calor en Getafe. Salimos, bolígrafo en mano, a preguntar a los vecinos del municipio a qué partido tienen intención de votar en las próximas elecciones. Pero a las cinco de la tarde no hay quién responda a una encuesta. Normal: es día de salir a tomar algo en pareja o con amigos, de disfrutar de la primera tarde primaveral del año en paz, de todo menos de que un grupito de cuatro estudiantes aburridos te molesten. Pero ahí estamos nosotros: metiendo los hocicos donde no nos llaman, parando a cualquiera que pase por la calle, sea hombre, mujer, anciano o joven, para saber hacia qué lado echará la papelita cuando las urnas llamen. ¿Votará usted al PSOE de la alcadesa? ¿Se inclinará por el PP? ¿Le dará una oportunidad a Ciudadanos? ¿Unidos Podemos, quizás? ¿VOX? ¿Ninguno? Así, barrio por barrio, empezando por Getafe Central, pasando por Los Molinos o La Alhóndiga, y terminando por Sector 3, echamos la tarde y vamos sacando nuestras propias conclusiones. Allá van.

Primera certeza: a tres meses de las elecciones municipales es habitual que el getafense no sepa a quién va a votar. Ya sea porque aún queda mucho tiempo, porque tiene la cabeza puesta en las generales o porque desconoce a los candidatos de la mayoría de partidos para presidir el ayuntamiento de su ciudad, lo normal es que conteste con un «menos a la alcaldesa, al que sea». Y no es que la señora Sara Hernádez sea un personaje excesivamente impopular (a eso llegaremos más adelante), lo que ocurre es que muchos vecinos tienen la cabeza en cualquier sitio menos en la cita del 26 mayo. Por eso, voy apuntado con toda la calma del mundo cada «no sé, me lo tengo que pensar» o «todavía queda mucho, ya veremos»; confiando en que las siguientes preguntas -¿a quién votó usted en las elecciones municipales de 2015?, ¿a quién votará en las generales? y ¿qué valoración, del 1 al 10, le da a la alcadesa?- iluminen al encuestado. Así ocurre en muchos casos; pero en tantos otros, que como se verá en el barómetro que publicaremos en breve ronda el 30%, no hay tanta suerte y el «No sabe, no contesta» queda bien apuntadito en la hoja de repuestas.

Segunda certeza: al igual que en otros lugares, en Getafe las elecciones generales condicionan el voto de las municipales. Es lo que llaman efecto contagio. Y existe. Una de las respuestas más habituales que nos dan es el tipo «Mujer, más de 60 años, votó al PSOE en las últimas elecciones locales, aprueba con un 7 la gestión de la alcadesa, votará al PSOE en las generales y hará lo propio en las municipales». El que contesta puede ser hombre, de mediana edad, muy duro con Sara Hernández y votante del PP en Getafe, pero cuando se enfrenta a la tesitura de elegir un partido para las generales y otro para las municipales lo más habitual es que no se complique la vida y opte por el mismo. O por un similar: es frecuente aquel que parte su alma en dos grupos políticos que se unirán cuando se cierren las urnas, votando «PP» en unas y «Cs» en otras, por ejemplo. O «PSOE» y «Podemos». Pal’ caso: que si eres de Getafe y votas a la derecha o la izquierda en abril, lo normal es que hagas lo mismo en mayo. Al enésimo «prefiero a cualquiera… mientras que no gobiernen esos» me voy haciendo a la idea de que nos vamos a patear todo los barrios de Getafe sin encontrar eso que llaman «el centro del tablero político.» Será que este año no toca.

Tercera certeza y sucinta certeza: la señora Sara Hernández aprueba como alcaldesa. Es verdad que más de uno la valora con un rotundo «0», alegando cosas como «a mí me gustaría que se levantase a las cuatro de la mañana. A ver si así las calles están limpias», o con un amable «1» «por gastarse el dinero en lo que no debe». Sin embargo, no es la respuesta más frecuente en nuestro sondeo. El más moderado «me gusta, pero algunos servicios públicos podrían funcionar mejor», acompañado de un aprobado, es la tónica dominante.

Cuarta y última certeza: El PSOE gana y Vox crece. Del resto aún no sabemos nada. Así lo recogen las respuestas que nos dieron los vecinos de Getafe. Lo primero es fácil de explicar: la alcaldesa aprueba en valoración popular y si el PSOE gana en las encuestas de las generales, es perfectamente razonable que también lo haga en las municipales. ¿Y lo de VOX? Sé que el curioso lector ha leído hasta aquí para encajar la última pieza del puzzle. Con esa misma paciencia se nos hizo de noche a nosotros. Getafe arriba, Getafe abajo, encontrábamos algún que otro votante del PP descontento que daría su voto a VOX en las próximas municipales «si seguían así».

Según nuestras estimaciones, son entre 2 y 3 personas por cada grupo de 30 encuestados. Nada comparable a los 50 diputados que algunos sondeos le dan al partido de Abascal en las generales. Pero eso es lo de menos. Más que el número, queríamos saber sus motivos. A ver, señora, cuénteme las verdades del barquero, dígame qué le atrae de VOX. Eso es lo que buscábamos los cuatro pringaos’ que aquel sábado primaveral salimos a encuestar, barrio por barrio y boca a boca, a más de 200 getafenses. Vaya suerte la mía cuando tocó el premio en el centro comercial de Sector 3, a las 8 de la tarde y a punto de irnos. Allí me topé con el matrimonio voxante, unos sesenta años cada uno, vecinos de Parla que desde hace unos años viven en Getafe, clase trabajadora y votantes del PSOE de toda la vida -o eso me dijeron-. Y ahora dispuestos a dar su confianza a VOX. ¿Por qué? «Porque yo sé -me dice el señor- que cuando me jubile voy a tener una pensión de mierda, y me voy a quedar así -y me hace un gesto pasándose dos dedillos por la cara, uno a cada lado de la nariz-«. A lo que añade: «mientras otros viven del cuento».

He de confesar que entre las certezas de este sondeo no está la de cuál es el perfil y la cantidad de votantes de VOX que hay en Getafe. Pero yo creo que, a tres meses de las elecciones municipales, con lo dicho anteriormente basta. Con eso en mente y las hojas llenas de garabatos nos fuimos. Y hasta luego, pesaos’, dirían muchos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s